Contruyendo una empresa

Cualquier emprendimiento, sea uno en internet, en un local de centro comercial u oficina en un centro empresarial, incluso en nuestra propia casa, requiere de planificación, y hacerlo no es más que una serie de pasos que realizar, aunque parece muy trillado la fórmula sigue teniendo vigencia.

  • Debemos definir nuestra estrategia y propósito. Si, una vez más el tema de la Misión y la Visión, nuestros objetivos a corto, mediano y largo plazo, recientemente al leer el libro El Estratega de Cynthia Montgomery, hablaba sobre definir un propósito, más que toda la planificación estratégica que la teoría nos ha enseñado, pensar en lugar de una Misión, nuestro propósito, la razón es muy interesante, pues pensar en cuál es nuestro propósito en este planeta, en nuestras empresas, empleos, para con nuestros clientes, generan un mayor compromiso, definirlo es importante y moldeará también el futuro de nuestro emprendimiento.
  • Debemos pensar ¿Cómo vamos a hacer las cosas?. Una vez que hemos definido cuál será nuestro negocio, establecido nuestro propósito y saber qué valores nos harán vivir nuestro día a día, es muy importante saber cómo vamos a operar, cuáles son nuestros procedimientos y el protocolo de atención, esto puede escucharse complicado, en especial si se compara con alguna actividad de una gran empresa, pero en todo emprendimiento las cosas son muy sencillas, pero aunque sean sencillas deberán llevar un orden, esto nos ayudará a no volvernos locos al atender a un cliente, en especial cuando sea el primer cliente, la primer venta grande, el primer mayorista o cuenta clave, etc., recordemos que debemos dar un servicio excepcional y dejar nuestra mejor impresión, especialmente cuando iniciamos.
  • Afinar nuestros lápices y hacer cuentas de ¿Cuánto dinero necesitamos? y ¿Cuánto vamos a cobrar?. Recientemente, parte de éste proyecto involucra a mi esposa, en su curso de formación para obtener la licencia de Valuadora de Inmuebles acá en Guatemala, una compañera amablemente les impartió una breve cátedra de costeo para estipular los costos y los posibles precios para cobrar por una consultoría de ese tipo, me pareció interesante porque muchas veces iniciamos actividades que cuando entra el primer cliente o nos llama el primer prospecto, nos escribe un correo y nos contacta, aún no sabemos cuánto vamos a cobrar por nuestros servicios, nuestro precio, nuestra marca, no solo lleva un valor que me gustaría ganar, sino que va en función de mis costos, por lo que debo saber cuánto voy a gastar en atender a mis clientes, hacer un listado de mis insumos y materiales, transporte, y si es necesario por ejemplo en una consultoría trasladarlos a otro lugar contemplar los gastos de estadía o negociarlos con nuestro cliente y definir otro precio por hora de consultoría, esto le permitiría a ellos mejorar sus costos al brindarnos estadía en los lugares donde ellos pueden negociar mejor y brindarnos incluso otras comodidades.
  • Escoger el tipo de tecnología que se va utilizar. Todo emprendimiento y trabajo o servicio que prestemos utilizará herramientas, y en la actualidad la gran mayoría son tecnológicas, puede ser algo muy sencillo como la computadora que utilizaremos hasta algo muy especializado como por ejemplo una máquina para empacar bolsas de agua pura, lo más importante de éste paso es que realmente es solo un tema de decisión, pues las cotizaciones y el panorama lo conocemos del paso anterior, pues para estimar nuestros costos hicimos nuestra tarea y tenemos una investigación previa de precios y características de los equipos, software y otros activos necesarios para la operación.
  • Hacerse de un equipo de trabajo responsable. El éxito de nuestras empresas dependerá de las personas de las que nos rodeamos, cuando no son nuestros amigos y socios, sino personas externas y que no conocemos hay que seguir una premisa: Se pronto para despedir y lento para contratar, esto puede sonar muy descortés incluso chocante, pero a lo que se refiere es a que debemos administrar la entrada y salida de nuestros colaboradores de la mejor manera, el costo de no tenerlos puede impactar, pero más puede impactar en nuestras empresas el costo de mantener a alguien que no nos aporta sino al contrario, nos resta valor.

Las 5 actividades podemos desarrollarlas solos, pero es conveniente siempre contar con la asesoría de alguien ajeno a nuestras empresas y negocios, ya puede ser contratado o algún amigo, pero lo importante es tener a alguien que posea experiencia en cada una de esas 5 etapas para brindarnos su conocimiento.

En tu emprendimiento, ¿Ya armaste una estrategia con estas cinco etapas? y si lo hiciste, ¿Ya la ordenaste para que tenga sinergia una detrás de la otra?

Leave a Reply

%d bloggers like this: