Autoauditoría

La Auto-Auditoría

Una de las aberraciones más comunes en el proceso anual de auditoría interna, sucede, cuando algún Jefe de Área se ofrece o propone a un subalterno suyo como auditor, con el fin único de auto-auditar su área de trabajo para eliminar cualquier posibilidad de tener alguna “No Conformidad”.

Como sabemos, en ningún tipo de auditoria se debe ser “juez y parte” al mismo tiempo. Las Normas ISO tienen ese común denominador, por pequeña que sea una organización, jamás, ningún auditor puede auto-auditar su área. Ya que perdería la imparcialidad y objetividad requerida.

“No se puede ser Juez y Parte en una Auditoría”

El punto 8.2.2. de la Norma ISO 9001:2008 (Auditoria Interna) es bastante claro cuando indica: “La selección de los auditores y la realización de las auditorias deben asegurar la objetividad y la imparcialidad del proceso de auditoría. Los auditores no deben auditar su propio trabajo”.

Es por ello que ningún Gestor, Jefe o Gerente de Calidad, debe permitir este tipo de prácticas dentro de la organización. Por ello, es recomendable que desde las primeras charlas al equipo auditor se aclare que dichas prácticas están prohibidas por la misma Norma.

Leave a Reply

%d bloggers like this: